Maximo

Última modificación: 20-03-2018 / Vistas totales: 1360

Tu acompañante privado

Maximo (35)
Barcelona

Biografía

Género:
Hombre
Edad:
35
Etnia/Etnicidad:
Caucásico
Nacionalidad:
Spanish
Color del pelo:
Marrón claro
Largo de pelo:
Mediana
Altura:
175 cm
Peso:
80 kg
Orientación sexual:
Heterosexual
Servicios ofrecidos por:
Mujer
Parejas
Talla de vestido:
L
Tamaño de copa:
A
Pecho:
Natural
Vello púbico:
Recortado
Tatuajes:
Si
Piercings:
No
Fumar/fumando:
No
Bebida/Bebiendo:
Ocasionalmente
Idiomas:
Inglés
Español
Disponible por:
Llamada saliente: Visitas en hotel y casa

Sobre mi

Chico de Barcelona, de 34 años, elegante y con estilo. Para Mujeres y Parejas.

Experto en el arte de la seduccion, amate de dar placer, con capacidades intelectuales y muy divertido. Toda una experiencia para los sentidos, para que disfrutes de un Boyfriend Expirience.

Me desplazo y estoy disponible las 24 h (según disponibilidad) consulta las condiciones del servicio y tarifas sin compromiso. 

La comunicación es la base del buen sexo, así que hablemos!

Mi regalo




Necesitas iniciar sesión para poder ver este contenido. Haga clic en el botón de abajo para iniciar sesión.

Iniciar sesión

Contacto

Ciudad base:
Zonas de la ciudad:
Número de teléfono:
Instrucciones de teléfono:
Mensajes y llamadas, Sin números retenidos
Aplicaciones disponibles:
Whatsapp
Mensajes privados:

Servicios

Necesitas iniciar sesión para poder ver este contenido. Haga clic en el botón de abajo para iniciar sesión.

Iniciar sesión

Comentarios 1

Añadir comentario

missecretos

16/06/2018

Quiero explicaros mi experiencia con Max. Una noche quería sexo, follar, que me dieran lo mío hasta reventar, nada de amigos con derechos, quería un profesional. La verdad es que al contactar con el todo fue muy fácil y claro así que quedamos para esa misma noche. Me vestí para matar, tacones, vestidito, un poco de color en los labios y condones.

Quedamos en un bar y me recibió con una sonrisa picara, sus bigotes y un “me llamo Max, como puedo llamarte?”, apunto estuve de decirle como quieras pero ayúdame a recoger las bragas que se me han caído, mientras le decía mi nombre. Después de tomar una copa me ofreció el brazo y con una caballerosidad que me encanto, dijo, “nos vamos?”. Asentí con la cabeza a la vez que me agarraba a lo que demostró ser lo que parecía, un musculoso brazo cubierto por algunos tatuajes, viril, duro, suave.

Ya en la habitación, me tumbo en la cama y con gran delicadeza empezó a desnudarme. Antes de que pudiera darme cuenta empezó a comerme como si ya me conociera, tanto me sorprendió que se me escapo un agudo jadeo. Se tomo su tiempo y cuando ya no podía más le supliqué que me la metiera, pero él siguió y siguió hasta hacerme deshacer.
Me dejo temblando... pero seguimos y seguimos. Hacía tiempo que no conseguía correrme tanto con un hombre.

Gracias Max, un beso.